Cuando decides RAYAR un libro

Este sí que es un dilema de aquellos. ¿Rayar o no rayar el libro? Por donde se mire, el tema es complejo. Primero, hay que decidir si lo rayas o no. Segundo, hay que elegir con qué hacerlo (puede ser con lápiz de tinta, de mina, etc.). Y tercero, cómo hacerlo (puedes subrayar, poner notas, etc.). ¡Ah! Y por supuesto, ver si el libro es tuyo o prestado.

Si profundizamos un poco más, es necesario aclarar que no es lo mismo destacar, subrayar, poner una nota, un pie de página o meramente poner un adhesivo para no olvidar esa parte que leíste y te gustó.

Tampoco es lo mismo hacerlo con lápiz de pasta, lápiz mina o un marcador. Y más aún, no es lo mismo hacerlo al lado derecho, izquierdo, arriba, abajo o entre cada párrafo. Pero estamos dejando de lado una pieza clave: no es lo mismo rayar tu libro, el de tu amigo o el que te prestaron en la biblioteca.

Y no olvidemos a una categoría más especial aún. Aquellos que por no rayar el libro, escriben lo importante en otra hoja –libreta, agenda, etc.- Aquí sí que la cosa ya se vuelve un poco caótica.

Para algunos, rayar un libro es como cometer un delito, pero para otros, es simplemente darle vida.

Fuente: http://www.facebook.com/sheshenok
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s